Ir al contenido principal

Arte Infantil, acercándonos con naturalidad a la obra de Arte.

Después de trabajar el punto y la línea como elementos fundamentales con los que podemos hacer Arte, emprendemos la tarea de conseguirlo.

 Como un niño que acaba de aprender a escribir, nos disponemos a manejar esas primeras letras y componer algunas palabras. Esas palabras expresarán, aún sin proponernoslo, intenciones, deseos, aspiraciones, sentimientos, ideas...

Los niños de 3º de E.P. realizaron una composición con elementos muy sencillos como puntos, círculos, líneas rectas, agrupaciones de puntos, asteriscos...y algunas notas de color. Aún contando con elementos tan limitados, cada trabajo es singular y deja ver el carácter propio de cada alumno.
Por cierto...¿a qué artista os recuerdan estas pinturas?

Si pensamos en la dificultad inicial de explicar la obra de Joan Miró, pudiera ser ésta  una posible vía de acercamiento: Primero crear y luego conocer.  Por el momento no hemos hablado del artista, ni hemos analizado una obra, pero sí han tenido una experiencia creativa semejante a la suya. La idea es que cuando les presente la obra de Miró, les resulte tremendamente familiar.
De manera natural se han introducido en el universo visual de este artista. El niño y el pintor ven el mundo como algo por descubrir, con una mirada por estrenar, para la que todo es nuevo. Miró tuvo que aprender a ser niño, para llegar a hacer arte. Ellos son capaces de hacerlo de manera natural e intuitiva, inocente y pura. Es posible que nuestra tarea como profesores de Educación Artística sea preservar esta creatividad y protegerla de los prejuicios y estereotipos, y sobre todo acompañar a nuestros alumnos en la búsqueda de nuevas formas que les permitan expresarse sin miedos.

Materiales: Papel, pinceles, témpera y pasteles y puntos líneas y círculos.
Curso: 3º de E.P.
Algunos ejemplos de los trabajos:



























Comentarios

Entradas populares de este blog

Técnica de collage. Autorretratos.

Autorretratos
TÉCNICA DE COLLAGE
Este ejercicio  lo realizo con alumnos de 4º de Educación Primaria, pero realmente se podría adaptar a cualquier edad. En este momento los alumnos tienen un buen nivel de destrezas manuales como la utilización de tijeras y de pegamentos líquidos, y se emocionan con la experimentación con los diversos materiales.



                                                          MATERIALES: Tablero de contrachapado, tamaño similar a Din A-4. También se podría utilizar un tablex o un cartón resistente. Lapicero, goma, tijeras, cola blanca (preferiblemente en bote con pitorro, que se controla mejor y es mas limpio) Todo tipo de materiales encontrados en casa por los alumnos o comprados                            Papel de seda, papel pinocho, papel de plata, papel de revistas Arroz, lentejas, pan rallado, macarrones, espaguetis... Botones, lana, cordeles, lazos, telas, fieltro, cuentas de collares... Palillos, pajitas, arena, serrín, tapones, chapas, pegatinas,    purpurina…

Impresionismo en plastilina.

Todos los años, alternado con el ejercicio de la página anterior, Picasso en plastilina, planteo a los alumnos que tomen como modelo algún cuadro de la etapa impresionista o post-impresionista. Este ejercicio es algo  difícil, pues en las obras impresionistas  el dibujo es impreciso y los contornos inexistentes. Sin embargo los colores vibrantes, la utilización de tonos complementarios y los efectos de luz que se consiguen convierten este trabajo en uno de mis preferidos.


El movimiento impresionista se desarrolló, fundamentalmente en Francia, a mediados del siglo XIX. Se gestó partiendo de visiones y experiencias de artistas precursores:
Los paisajistas ingleses, como Turner ( con su obra "Lluvia, vapor, velocidad)" y Constable (uno de los primeros artistas que pintó paisajes del natural), Édouard Manet (claramente antiacademicista) y Corot y la escuela de Barbizon (con su amor por "plein air").
Aunque ahora es un movimiento pictórico asimilado por el público, consi…

Modelado y motricidad fina

El modelado, con arcilla o plastilina, es un recurso de posibilidades infinitas para el desarrollo de la motricidad fina.



Familia de bolas. La realización de bolas requiere unos movimientos rotatorios de las manos, que aunque son muy intuitivos, necesitan un adiestramiento. Con tres años podemos comenzar el aprendizaje. Algunos niños son capaces de hacer bolas tan solo imitando nuestros movimientos. Otros necesitarán que cojamos sus manos en las nuestras y realicemos por ellos los movimientos precisos para posteriormente repetirlos sin ayuda. No pensemos, en absoluto que hacer bolas es algo sencillo. Bastará que nosotros mismos cojamos un trozo de arcilla e intentemos realizar una esfera perfecta. Comprobaremos  las dificultades que experimentan los niños.Sin movimiento rotativo de ambas manos, sin  la presión exacta...pronto aparecerán "patatas", "piedras" "trompos", todo menos esferas, canicas o pelotas.
Con mis alumnos de Primer ciclo de Primaria real…