Ir al contenido principal

Taller de texturas


Improntas realizadas con conchas, collares, bordados, flores de plástico, botones...

En el contexto artístico, llamamos textura a la calidad de una superficie, bien sea pictórica, escultórica, o de cualquier naturaleza. En este ejercicio nos vamos a fijar en las texturas táctiles (las que se pueden apreciar con la vista, pero sobre todo con el tacto) aplicadas a la cerámica infantil. 
La textura es la piel de las cosas, puede ser lisa, rugosa, áspera... Puede estar producida por entramados, grafismos, punteados, frotados, presionados... y suele tener una cualidad rítmica.


La arcilla es un inmejorable receptor de todo tipo de texturas. Tan solo hay que presionarla con el elemento deseado para transferir o copiar la piel de las cosas.

Textura natural de una hoja de
árbol. Podemos transferir las huellas
de nuestras manos, texturas
de maderas, troncos, frutas, piedras... 
Textura artificial, obtenida presionando
con una bayeta de escurrir platos. Podemos
obtener texturas artificiales con tejidos,
bordados, pequeños objetos...
Textura conseguida con un rodillo comercial.




 La textura es el más sutil de los elementos básicos de la plástica y el que tiene un carácter más sensitivo.

En escultura y cerámica se utiliza para decorar o dar expresividad a la superficie de las producciones. 
Todas nuestras obras tienen textura, controlada por nosotros o no. Por esta razón es importante dedicarle atención al acabado de las obras y contar con la textura como un elemento más de expresión.

Yo realicé este taller con mis alumnos de 3º de E.P., pero es interesante en todas las etapas de Primaria y Secundaria.
Materiales: Arcilla, telas, encajes, botones, hojas, flores, esponjas, juguetes, piedras, papel de plata arrugado, maderas, cortezas de árboles, cualquier material cuya superficie pueda dejar una textura sobre la arcilla. Para el acabado: Pintura acrílica negra, cera para muebles, betún de Judea, esmaltes al fuego 

Pedí a mis alumnos que trajeran de casa objetos inservibles cuya superficie fuera texturada. Nos vale casi todo. Para ellos es emocionante traer cosas de casa, porque sienten que están participando en la organización una actividad especial. Preparé una caja donde íbamos guardando los "tesoros". Cuando tuvimos suficientes cosas, y la expectación era máxima,  comenzamos el ejercicio.

Primera parte:
Se organizaron en grupos de cuatro. Les proporcioné una placa de arcilla, que sería el "campo de batalla" donde ir probando qué huella dejaba cada objeto en el barro y sobre todo, qué pasaba si repetíamos rítmicamente las improntas. No importa en este momento que las placas acaben destrozadas. Se trata de que experimenten y lleven al límite las texturas.

Textura realizada golpeando el barro con diversos objetos.
Textura obtenida presionando telas bordadas.










Improntas realizadas con clips.


Segunda parte:
Deben hacer una reflexión y elegir cuales son las texturas más afortunadas. Qué les ha gustado y qué descartan para la siguiente parte del trabajo.
Ahora vamos a realizar una composición con las texturas e improntas  más interesantes. El tema propuesto, por centrar la actividad, fue "un jarrón con flores" pero se puede realizar cualquier tema.


Las flores están realizadas con clips y tapones, el jarrón es una pieza de ganchillo.

Otro ejemplo, muy acertado por la sencillez de la composición.

El jarrón se realizó presionando con un collar, las hojitas son  bordados de una tela inservible,  la mariposa es un juguete infantil, las flores son tapones...

Para dar un acabado diferente  algunos trabajos los pintamos con acrílico negro y detalles dorados, imitando bronce. Otros simplemente los enceramos o aplicamos betún, para realzar las texturas obtenidas.


Viendo la belleza de los resultados y por darle alguna vuelta más a los trabajos , tomamos algunas placas texturadas como molde para sacar "positivos" de arcilla. De esta manera, las cosas que en las placas aparecían incrustadas, ahora, en los positivos, aparecen hacia arriba, manifestando su volumen real. Esto entusiasmó a los alumnos.




Positivo de la placa anterior. Los volúmenes están
en relieve.
Placa con texturas presionadas, las formas están hundidas.



Positivo.




Placa usada como molde.









Relieve realizado con palillos,  bolas, clips, sacapuntas...



Al sacar los positivos, las texturas que en la placa original aparecen hacia  dentro, aparecen  ahora en su volumen natural.
El bordado a ganchillo aparece en relieve.

Las texturas "enganchan" por su carácter experimental y la belleza de las superficies que producen. Una vez que las pruebas es difícil prescindir de ellas en otros trabajos.


Algunos experimentos del taller de textura, utilizando esmaltes al fuego y pátinas:


Moldeando ligeramente obtenemos una bandeja.

Plato realizado con la impronta de un tejido de ganchillo.
Se aplicó una capa espesa de limo blanco, que penetró
en las líneas incisas dejadas por el tejido.
Detalle.


Otro resultado con la misma técnica.

Positivo en el que se ha conseguido un gran detalle.

Acabado con betún de Judea

Placa esmaltada.

Trabajos expuestos en Junio de 2013


























Comentarios

Entradas populares de este blog

Técnica de collage. Autorretratos.

Autorretratos
TÉCNICA DE COLLAGE
Este ejercicio  lo realizo con alumnos de 4º de Educación Primaria, pero realmente se podría adaptar a cualquier edad. En este momento los alumnos tienen un buen nivel de destrezas manuales como la utilización de tijeras y de pegamentos líquidos, y se emocionan con la experimentación con los diversos materiales.



                                                          MATERIALES: Tablero de contrachapado, tamaño similar a Din A-4. También se podría utilizar un tablex o un cartón resistente. Lapicero, goma, tijeras, cola blanca (preferiblemente en bote con pitorro, que se controla mejor y es mas limpio) Todo tipo de materiales encontrados en casa por los alumnos o comprados                            Papel de seda, papel pinocho, papel de plata, papel de revistas Arroz, lentejas, pan rallado, macarrones, espaguetis... Botones, lana, cordeles, lazos, telas, fieltro, cuentas de collares... Palillos, pajitas, arena, serrín, tapones, chapas, pegatinas,    purpurina…

Impresionismo en plastilina.

Todos los años, alternado con el ejercicio de la página anterior, Picasso en plastilina, planteo a los alumnos que tomen como modelo algún cuadro de la etapa impresionista o post-impresionista. Este ejercicio es algo  difícil, pues en las obras impresionistas  el dibujo es impreciso y los contornos inexistentes. Sin embargo los colores vibrantes, la utilización de tonos complementarios y los efectos de luz que se consiguen convierten este trabajo en uno de mis preferidos.


El movimiento impresionista se desarrolló, fundamentalmente en Francia, a mediados del siglo XIX. Se gestó partiendo de visiones y experiencias de artistas precursores:
Los paisajistas ingleses, como Turner ( con su obra "Lluvia, vapor, velocidad)" y Constable (uno de los primeros artistas que pintó paisajes del natural), Édouard Manet (claramente antiacademicista) y Corot y la escuela de Barbizon (con su amor por "plein air").
Aunque ahora es un movimiento pictórico asimilado por el público, consi…

Modelado y motricidad fina

El modelado, con arcilla o plastilina, es un recurso de posibilidades infinitas para el desarrollo de la motricidad fina.



Familia de bolas. La realización de bolas requiere unos movimientos rotatorios de las manos, que aunque son muy intuitivos, necesitan un adiestramiento. Con tres años podemos comenzar el aprendizaje. Algunos niños son capaces de hacer bolas tan solo imitando nuestros movimientos. Otros necesitarán que cojamos sus manos en las nuestras y realicemos por ellos los movimientos precisos para posteriormente repetirlos sin ayuda. No pensemos, en absoluto que hacer bolas es algo sencillo. Bastará que nosotros mismos cojamos un trozo de arcilla e intentemos realizar una esfera perfecta. Comprobaremos  las dificultades que experimentan los niños.Sin movimiento rotativo de ambas manos, sin  la presión exacta...pronto aparecerán "patatas", "piedras" "trompos", todo menos esferas, canicas o pelotas.
Con mis alumnos de Primer ciclo de Primaria real…