Ir al contenido principal

Pequeños escultores. Tras los descubrimientos de Picasso.




A finales del siglo XIX y principios del XX la historia del arte experimenta la revolución más importante de todos los tiempos, que supuso el paso de la tradición a la modernidad actual: La conquista de la libertad creativa.


Nos hemos acostumbrado a los nuevos lenguajes artísticos, especialmente en el campo de la pintura. Términos como cubismo, abstracción,  futurismo...no nos resultan extraños, pero la escultura ha sufrido cierto abandono y los procesos y técnicas que la han hecho avanzar por esta senda de la modernidad, son en muchas ocasiones desconocidos.




Cabra, 1950.

Con Picasso se gesta el concepto de escultura como construcción, en paralelo a los descubrimientos creativos de Braque :
La construcción rompe con la hegemonía de los materiales (madera, piedra, bronce, arcilla...) y técnicas tradicionales (modelado, talla...) en favor de recursos completamente abiertos. Cualquier técnica y cualquier material están al servicio de la libertad creativa. Muelles de colchones, clavos, restos de latas, juguetes infantiles, son algunos de los "tesoros" que las esculturas de Picasso esconden en sus entrañas.

La intención de esta experiencia es familiarizar a los niños con esta revolución. Conocerán términos escultóricos como espacio, espacio vacío, composición, equilibrio, volumen, plano, textura, no en clases teóricas, sino creando y manejándolos en sus propios trabajos, y por supuesto, pondremos a su disposición la experiencia de la libertad creativa.


Hemos recorrido este camino, este descubrimiento de los nuevos materiales y técnicas, como si fuera un hallazgo personal de los niños. Recrear el ambiente del taller de Picasso, repleto de materiales no convencionales, con objetos seleccionados en trasteros, jardines y campos, con juguetes, recipientes, material de embalaje...en fin, tesoros y trastos!

Para provocar una experiencia creativa libre y muy inocente, les hablé de la manera de trabajar de Picasso, su necesidad de crear  partiendo de cualquier material a mano, pero no les mostré ninguna imagen de esculturas del autor .


Realización de jarrones con flores.


Curso: 6º de E.P. Se puede aplicar a niveles superiores.
Trabajo en grupos de 4-5 alumnos.
Materiales: Nos vale casi cualquier cosa encontrada por los niños. Algunas ideas son: recipientes (yogur, terabrick, botellas y vasos de plástico...) tapaderas, pinzas de la ropa, restos de juguetes, cartones, tubos, pelotas, elementos naturales ( piñas, palos, piedras, leños, legumbres), objetos inservibles (cepillos, peines, cucharas, tenedores, collares, abanicos...) alambre, cinta de pegar, clavos, botones, esponjas, telas, herraduras, moldes de repostería, cestas, macetas, cacerolas...
Agua, pegamentos, tijeras, vendas de escayola.
Duración: 6 sesiones de 50 minutos o más.
Es muy importante que todos los niños recolecten material, pues se sentirán más implicados e ilusionados si trabajan con sus cosas. Debemos informarles de que no vamos a utilizar todos los objetos. En ocasiones el afán de utilizarlo todo da al traste con la estética del ejercicio. Hay que seleccionar y desarrollar el criterio estético y compositivo. Les recordaremos que la sencillez es muy expresiva.

Pedí a mis alumnos que realizaran esculturas que representaran ramos de flores en sus jarrones.
Para realizarlos debían construir los elementos con el material conseguido. Una vez decidida la estructura de cada flor, se pegarían las piezas.Cuando todo está preparado se envuelven las piezas con vendas de escayola.

Algunas fotos de los procesos:

Unos alumnos trajeron  varillas metálicas de cocina, de las que se utilizan para levantar claras. Separaron los alambres, tirando hacia afuera, para crear una flor con sus pétalos.

Alumna manipulando las varillas.

Las varillas manipuladas nos servirán para realizar grandes flores.
En esta posición es muy fácil imaginarse una flor.



Una vez tenemos la estructura de la flor , con vendas de escayola vamos envolviendo la forma.
La utilización de las vendas de escayola es sencilla y a los niños les encanta. Solo necesitamos cortar la venda en tiras y mojarlas en agua. A medida que la escayola va fraguando y endureciéndose, modelamos y alisamos las superficies.

Alumnos envolviendo las varillas con vendas de escayola.
Parte trasera de la flor.
Flor casi terminada.


Flores escayoladas con su maceta.

Detalle de las flores escayoladas.

Trabajo realizado con alambre.


El alambre se envuelve en escayola y se van formando flores.
Algunas flores terminadas.


Flor muy compleja, realizada con un tapón de botella de leche, rodeado con una  pulsera, y con pinzas de la ropa en forma de pétalos.





 Flor  una vez escayolada. La hojita de la izquierda es una cucharilla vendada.





Algunos trabajos terminados




La misma flor escayolada.

Flor realizada con tapones.



Esponjas.

Moldes de madalenas.
  

Esponja, palillos y pajitas.

Flores escayoladas y pintadas con témperas.


Pinzas de la ropa.
































Flor realizada con pinzas de la ropa, escayoladas y pintadas con témpera



La misma flor escayolada.

Piñas naturales y corcho.



Trabajo terminado.
Algunos trabajos se pintaron de negro, con toques dorados,
 para dar la sensación del acabado en bronce.

Trabajo terminado, con acabado en bronce.

Trabajo terminado en blanco.

Trabajos terminados, expuestos en Junio de 2013.
















Comentarios

Entradas populares de este blog

Técnica de collage. Autorretratos.

Autorretratos
TÉCNICA DE COLLAGE
Este ejercicio  lo realizo con alumnos de 4º de Educación Primaria, pero realmente se podría adaptar a cualquier edad. En este momento los alumnos tienen un buen nivel de destrezas manuales como la utilización de tijeras y de pegamentos líquidos, y se emocionan con la experimentación con los diversos materiales.



                                                          MATERIALES: Tablero de contrachapado, tamaño similar a Din A-4. También se podría utilizar un tablex o un cartón resistente. Lapicero, goma, tijeras, cola blanca (preferiblemente en bote con pitorro, que se controla mejor y es mas limpio) Todo tipo de materiales encontrados en casa por los alumnos o comprados                            Papel de seda, papel pinocho, papel de plata, papel de revistas Arroz, lentejas, pan rallado, macarrones, espaguetis... Botones, lana, cordeles, lazos, telas, fieltro, cuentas de collares... Palillos, pajitas, arena, serrín, tapones, chapas, pegatinas,    purpurina…

Impresionismo en plastilina.

Todos los años, alternado con el ejercicio de la página anterior, Picasso en plastilina, planteo a los alumnos que tomen como modelo algún cuadro de la etapa impresionista o post-impresionista. Este ejercicio es algo  difícil, pues en las obras impresionistas  el dibujo es impreciso y los contornos inexistentes. Sin embargo los colores vibrantes, la utilización de tonos complementarios y los efectos de luz que se consiguen convierten este trabajo en uno de mis preferidos.


El movimiento impresionista se desarrolló, fundamentalmente en Francia, a mediados del siglo XIX. Se gestó partiendo de visiones y experiencias de artistas precursores:
Los paisajistas ingleses, como Turner ( con su obra "Lluvia, vapor, velocidad)" y Constable (uno de los primeros artistas que pintó paisajes del natural), Édouard Manet (claramente antiacademicista) y Corot y la escuela de Barbizon (con su amor por "plein air").
Aunque ahora es un movimiento pictórico asimilado por el público, consi…

Modelado y motricidad fina

El modelado, con arcilla o plastilina, es un recurso de posibilidades infinitas para el desarrollo de la motricidad fina.



Familia de bolas. La realización de bolas requiere unos movimientos rotatorios de las manos, que aunque son muy intuitivos, necesitan un adiestramiento. Con tres años podemos comenzar el aprendizaje. Algunos niños son capaces de hacer bolas tan solo imitando nuestros movimientos. Otros necesitarán que cojamos sus manos en las nuestras y realicemos por ellos los movimientos precisos para posteriormente repetirlos sin ayuda. No pensemos, en absoluto que hacer bolas es algo sencillo. Bastará que nosotros mismos cojamos un trozo de arcilla e intentemos realizar una esfera perfecta. Comprobaremos  las dificultades que experimentan los niños.Sin movimiento rotativo de ambas manos, sin  la presión exacta...pronto aparecerán "patatas", "piedras" "trompos", todo menos esferas, canicas o pelotas.
Con mis alumnos de Primer ciclo de Primaria real…